Imprimir 

Regreso feliz del Campeonato de España de Kendo por los resultados obtenidos y recibo llamada de mi Presidente y amigo Manuel Domingo Muñiz, esta vez no hablamos de las medallas, me comunica la terrible noticia del fallecimiento de Alberto Coterillo gran judoka y gran persona, gran mazazo para su familia, para sus hijas y para el deporte Cántabro.

 

Me quedo sin palabras, somos casi de la quinta y éramos viejos conocidos, tan solo puedo transmitir mi profundo pesar a su familia en mi nombre y en el de todos los alumnos de nuestra escuela, de corazón.